Alrededor de 100 reclusos pidieron volver a sus casas

Aclararon que la mayoría lo solicitó durante el período de Feria y que sólo se analizaron cerca de 50, teniendo en cuenta sus informes médicos, sociales y psicológicos.

Cabe destacar que el Juzgado de Ejecución de Condena fue convocado el pasado martes por el Superior Tribunal de Justicia, tras un planteo del Comité contra la Tortura, debido a la situación en la población carcelaria frente a la pandemia del coronavirus.

Sobre cómo actúa su Juzgado, la doctora explicó que la decisión de prisión domiciliaria tiene diversos criterios a cumplir. "Además de los dos tercios de condena, hay una serie de requisitos que están previstos en la ley, desde antes del Covid-19, que nosotros debemos verificar para darle trámite", expresó. Entre los requisitos, Zacarías mencionó que deben "escuchar a la víctima, saber sobre la realidad familiar, económica, social y de salud, entre otros aspectos de la vida del interno que va a salir en libertad". "También se analizan sus posibilidades de salir sin volver a delinquir, lo que se llama pronóstico de reinserción social", explicó. Sobre su función, la jueza explicó que se resuelve "caso por caso". "No puedo resolver la situación de cada pabellón, sino de cada interno en particular, junto con sus informes", dijo y agregó que los pedidos de prisión domiciliaria se inician con la solicitud del interno o de su abogado. El pasado martes, cuando el Juzgado retomó sus actividades, contó que hicieron "un listado que mencionaba de manera genérica, problemas de hipertensión arterial, problemas respiratorios, sin especificar". Por otro lado, informó que, durante el período de Feria, remitieron informes médicos, sociales y psicológicos de 50 internos de los 100 que pedían la prisión domiciliaria. Cuando el Juzgado volvió a las actividades el pasado martes, Zacarías informó que sólo se recibieron cuatro pedidos, que "ya fueron resueltos junto con los que ingresaron durante la Feria". Aludió que "después del asesoramiento médico debido", decidió remitir a los médicos forenses "todos los informes que se habían recibido y las historias clínicas de los internos para realizar los análisis". "Es para que me señalen si hay riesgo o no, para darle intervención a la defensa del recluso para que evalúe si amerita pedir o no la domiciliaria", explicó.

Disconformidad social ante la posibilidad de prisión domiciliaria para internos La discusión inició hace un par de semanas, tras una recomendación de la Cámara Federal de Casación a los tribunales federales y nacionales para el otorgamiento de este beneficio, con monitoreo electrónico a los presos en prisión preventiva por delitos no violentos, condenados a penas de menos de 3 años, que estén dentro de los grupos de riesgo a raíz del coronavirus, conformado por personas mayores de 60 años, con factores de riesgo y/o embarazadas.