Creció la demanda de cursos online que apuntan a la generación de empleos

El aislamiento social preventivo y obligatorio generó cambios en los hábitos. La mayor disponibilidad de tiempo libre en los hogares hizo que muchos, en el afán de sobrellevar el confinamiento, se volcaran a cursos online.

La demanda de capacitaciones y diplomaturas se disparó en los últimos quince días, con la extensión de la medida que apunta a reducir el número de contagios de coronavirus, enfermedad que genera incertidumbre en el mundo. Cómo liderar ante las crisis, cómo manejar las emociones, cursos introductorios a la generación de contenidos audiovisuales y la mejora en la comunicación son algunas de las preferencias de los misioneros. A ello se suma un elemento clave que prima en la búsqueda de opciones por parte de jóvenes y adultos: la gratuidad. En tiempos de incertidumbre económica, en la que gran parte de la población posee dificultad en el acceso al salario por el parate que generó la pandemia, los cursos sin costos son los más demandados. Con una fuerte presencia y utilización de las tecnologías, el mundo laboral pos pandemia sufrirá modificaciones. Allí, los emprendimientos tendrán un rol clave que, en este nuevo tiempo, tendrá el desafío de repuntar tras la fuerte baja que se vivió desde que se decretó el aislamiento social, el 20 de marzo.

Demanda en ascenso

El confinamiento derivó en profundas modificaciones. Es que muchos de los cursos que se iban a dictar de manera presencial debieron redefinirse y pasar a la modalidad virtual. Al respecto, Beatriz Martínez, especialista en coaching, afirmó que “en los últimos quince días incrementó el consumo de cursos y talleres, que debieron adaptarse y mutar para ser online. La cuarentena tuvo mucho que ver con la utilización de cursos. El mundo está parado, pero la gente no tiene por qué estarlo y allí está el rol de los cursos que permiten capacitarse y pasar el tiempo”. En diálogo con El Territorio indicó que la realización de talleres tiene que ver con la preparación del personal para “estar listos y adaptados” una vez que concluya la pandemia. En cuanto a la demanda, la especialista precisó que los talleres más seleccionados tienen que ver con el manejo de las crisis -como la que se vive actualmente en materia sanitaria y económica-, el liderazgo empresarial y en la incursión de programas para la realización de audiovisuales o imágenes. A su vez, contó que otra de las demandas de talleres pasó por la mejora de la atención al cliente. “Uno de los principales requerimientos pasó por cómo mejorar la atención al cliente, que es uno de los reclamos que más se hace en diferentes dependencias, como la pública y la privada. A esto se sumó la implementación de las nuevas tecnologías que son claves en estos tiempos. Se dejará de atender presencialmente y todo pasará por el mundo digital”, explicó.

“Esta situación de la pandemia generó estrés, ataques de pánico, por lo que el control de las emociones y las mejoras en la comunicación son la base de lo que serán los nuevos empleos una vez que se levanten las restricciones que generó esta situación”, aseguró. En cuanto a los puestos laborales que se acentuarán en los próximos días, Martínez subrayó que el ligado al diseño tendrá un fuerte protagonismo. “Previo al confinamiento mucha gente no tenía tiempo para estudiar o formarse; ahora sí. Se hicieron muchas diplomaturas, algunos hicieron cursos cortos, otros empezaron cursos más extensos. La generación de contenidos y de diseño, para presentar y potenciar una marca serán protagónicas. Si bien ya estaban vigentes desde hace cinco años, ahora con el renacer que provocó esta situación, en la que será necesaria que alguien vincule los contenidos”, subrayó. Asimismo puntualizó que los cursos más solicitados pasaron por aquellos que no requerían de costos. “Con el inicio de la cuarentena, los más jóvenes o los más grandes buscaron capacitarse en alguna temática. Y con esta situación, en la que muchos dejaron de lado el lucro, se liberaron cursos. Por ejemplo, las universidades más prestigiosas de Estados Unidos ofrecen talleres gratuitos, cortos y muy importantes, con validez internacional. Todos ellos apuntan a las nuevas tendencias de la informática”, especificó. Y, a raíz de la gran demanda de capacitación, se ampliaron las posibilidades de acceso a la información y de reuniones virtuales, refirió Martínez.

El nuevo escenario

El futuro es incierto. Sin embargo, el mercado laboral se adaptará a las nuevas necesidades que se suscitarán luego de la pandemia. Sobre este punto Mario Sanguinetti, consultor, indicó que “una vez que pase esta situación, la gente calificada, que se formó y aprovechó la situación de crisis para pensar algo nuevo estarán en pie”. En diálogo con Acá te lo Contamos, por Radioactiva 1007, manifestó que “este contexto dejará un fuerte aprendizaje, por lo que es necesario que mediante las capacitaciones la gente se interese y se prepare para lo que se viene”. Comentó que “esta es la época con mayor conferencias, de conocimientos, de información de todo tipo, que es encarada por personalidades reconocidas a nivel mundial y gratis”. Teatro, cocina y comunicación son algunos de los cursos que elige la gente, dijo el especialista. Recalcó que la gratuidad de los estudios y talleres son importantes. En este sentido, justificó: “Es un tiempo de crisis en el que hay que saber elegir en qué uno quiere formarse y especializarse. No son meses o situaciones de las que uno debe ganar. Hay que apelar a la solidaridad, de compartir los saberes, los conocimientos”. Otro aspecto que mencionó es la empleabilidad que generará los cursos en los próximos meses. “Hay jóvenes y gente de la generación X o de los baby boomers que está buscando trabajo. Hay muchas posibilidades y una amplia demanda laboral que será cubierta por aquella persona que supo aprovechar la crisis para formarse, que tenga actitud”, afirmó. “No sabemos cuánto tiempo durará esta crisis que apareció con la pandemia. Pero hay algo cierto en este contexto, que la formación, que los cursos que se hagan en esta época, que exhiban las habilidades serán las que marcarán el nuevo mercado laboral, con la necesidad del qué y cómo comunicar”, concluyó Sanguinetti.

Repuntar las ventas

Todos los sectores de la economía sintieron los efectos de la crisis del Covid-19. Sin embargo, los emprendimientos son uno de los más afectados por la coyuntura. Según afirmó Suzel Vaider, de la Agencia para el Desarrollo de Misiones, “las ventas de los emprendedores cayeron 80 por ciento desde el inicio de la pandemia en la provincia”. Luego añadió: “Es un tiempo terrible, en el que muchas estructuras se cayeron. Veníamos trabajando a los emprendedores, pero esta situación lo cambió todo. Por ejemplo, todo lo que vinculado con la venta online, que tenía comercio con Buenos Aires, se trabó el envío debido al cierre de los aeropuertos y, en consecuencia, generó un parate importante”. Pese al difícil presente, consideró que se transita un contexto para generar alianzas y construir una relación más fuerte con internet. “Dispusimos de un entrenamiento digital y, en total, tenemos 232 emprendedores que hacen capacitación en venta online, en el diseño de flyers y la preparación que tiene que con la preparación del producto para vender”, contó. “Hay que incorporar nuevas formas de mirar la realidad, con estrategias que permitan generar alianzas comerciales e incursiones el concepto de la economía del conocimiento. Todo esto constituirá una nueva mirada de valor, totalmente distinta a la que se aplicaba en la víspera de la pandemia”, consideró. Enfatizó en la necesidad de digitalizar el rubro emprendedor. “Además de la disponibilidad de recursos que brinda la provincia, el emprendedor tiene que usar la capacidad para subirse y adaptarse a lo que se viene. Con cursos y tecnologías se construirán conocimientos que permitirán que los emprendimientos vuelvan a ocupar un rol específico e importante en la economía local y de la región”, cerró Vaider.