Valdés recorrió las obras de la nueva cárcel y alista la apertura del hospital para internos con covid-19

El gobernador confirmó que la construcción de la UP Nº 1, en San Cayetano, se encuentra en un 60 % y remarcó que el edificio cumplirá con los más altos estándares de seguridad.

El gobernador Gustavo Valdés recorrió ayer las obras de la nueva Unidad Penal N° 1, que la Provincia construye en la localidad de San Cayetano para reemplazar a la antigua cárcel de 3 de Abril y costanera. Los trabajos respectivos están avanzados en un 60 por ciento y, una vez finalizados, el lugar servirá para la reinserción social de 720 reclusos, con modernas instalaciones y bajo los más altos estándares de seguridad. Valdés destacó que esta nueva cárcel "permitirá recuperar un punto clave dentro de la capital", dado que reemplazará a la que todavía funciona en 3 de Abril y la costanera, desde el año 1888. Estas nuevas instalaciones se construyen en un predio contiguo a la Unidad Penal N° 6 en la localidad de San Cayetano. Las obras se iniciaron el año pasado y se detuvieron durante las primeras semanas de cuarentena, reiniciándose a mediados de abril. Tendrá una capacidad para albergar a 720 reclusos, cumpliendo "los más altos estándares de seguridad", indicó Valdés desde su cuenta oficial de Twitter. El mandatario aseguró así que "la obra, que lleva un 60 % de avance, respeta los tratados internacionales de derechos humanos y contará con todos los servicios penitenciarios modernos para la reinserción de los internos". En ese contexto, vale destacar que la nueva unidad penal tendrá el más alto nivel de tecnología en videovigilancia, con 150 cámaras on line, sistema contra incendio y equipamiento sanitario propio, evitándose traslados inseguros. Cabe recordar que Valdés ya había expresado en su discurso ante la Asamblea Legislativa el pasado 1 de marzo, que “la construcción de la Unidad Penitenciaria de San Cayetano va a ser un ejemplo para la región. Fue concebida con un diseño moderno, abierto, tipo campus, cumpliendo con las recomendaciones de las normativas nacionales e internacionales para personas en estado de reclusión”. Dijo que “los antiguos pabellones comunitarios darán paso a celdas para dos personas" y que el predio "contará con biblioteca, talleres para oficios, aulas de capacitación, huertas, espacios para el desarrollo de los distintos credos y el deporte”. Valdés remarcó que “la idea es que quienes ingresen, una vez cumplidas sus penas, egresen como mejores personas y que no vuelvan a delinquir nunca más”. El gobernador estuvo acompañado en la oportunidad por los ministros Carlos Vignolo (secretario general de la Gobernación), Juan José López Desimoni (Seguridad) y Claudio Polich (Obras y Servicios Públicos).

Hospital para reclusos

Apenas finalizada la recorrida por la nueva UP, Valdés se dirigió al edificio donde la Provincia construye un hospital exclusivo para detenidos que puedan resultar afectados con el nuevo coronavirus. Estas instalaciones están en el mismo campo, que abarca varias hectáreas, donde se encuentran ambas unidades penales, la Nº 1 (en construcción) y la 6 (operativa) en San Cayetano.

Los trabajos en este centro sanitario están prácticamente terminados y el Gobierno alista su apertura en los próximos días. Sobre las características, el ministro de Salud, Ricardo Cardozo, indicó: “Contará con áreas de internación para las distintas categorías de penalizados, enfermería, un box para el control del predio a través de cámaras, sala para enfermeros y para médicos, una administración y lo más importante, un área de internación crítica”, y remarcó que “probablemente sea uno de los primeros hospitales con estas características en el país”.