Por escasez, la hoja verde de yerba ya se paga cerca de 30 pesos el kilo

Los pequeños productores de yerba mate están de parabienes este año con el pago de su producto.

Es que, a diferencia de años anteriores, hoy la hoja verde se paga al contado y muy bien. Y en algunos casos, considerando los plazos de pago, el precio se acerca a los 30 pesos por kilogramo. Casi un 50% más que los valores oficiales fijados por el Inym en marzo pasado, de 20 pesos por kilogramo. En el buen presente también surgen las alertas. En algunas zonas comentan de cosechas muy desprolijas entregadas a secaderos. Es decir, la yerba se corta de forma muy gruesa (con exceso de palo) y hasta con malezas (ver Muchas compras...).

Vender bien, lo necesario

La yerba mate es una de las actividades que mayor movimiento económico genera en San Pedro, que va camino a tornarse uno de los municipios con mayor número de hectáreas producidas en la provincia de Misiones. Los productores se encuentran atravesando uno de los mejores momentos en lo que respecta a la rentabilidad. Es que algunas condiciones climáticas generan faltante de materia prima en los secaderos, elevando el precio 10 pesos por encima del oficial. En San Pedro son más de 13.000 las hectáreas de yerba mate, distribuidas a lo largo y ancho de la localidad. En esta época del año, los productores se encuentran finalizando la viruteada (primeros cortes), en la que extraen poca cantidad de hojas a fin de preparar la planta para la cosecha de los próximos meses y algunos tratando de comercializar la menor cantidad de kilos, ya que estiman que habrá un precio aún mayor para fines de julio. Durante esta semana, algunos secaderos están pagando entre 27 y 28 pesos el kilo y los colonos dejan la viruteada para comenzar con el grueso de la cosecha. La diferencia en ganancia, si se tiene en cuenta el importe de 2019, supera el 80 por ciento. “En comparación al año pasado, el precio aumentó casi un cien por ciento, teníamos en 2019 a esta misma época un valor de 15 pesos y hoy supera los 27, es un precio muy bueno. Estamos muy contentos, lo ideal sería aguantar un poco más para que sea aún mayor. Nosotros estamos muy entusiasmados y conformes con las autoridades del Inym y animamos a los productores a diversificar las chacras”, indico Ariel Steffen, productor de yerba mate y presidente de la Cooperativa Siete Estrellas. Para los productores, vender la hoja a buen precio es la posibilidad de seguir invirtiendo en mejorar los yerbales para disponer de excelente materia prima y lograr el máximo de rendimiento, con la esperanza de que el precio justo se mantenga independiente de si existe faltante de materia prima. “El precio va repuntando, hay mucha demanda y mucha yerba se va a otras localidades. A mi manera de ver, va ser un buen año, no tuvimos caída de hojas y estamos cuidando las plantas para que a diferencia del año anterior no sean castigadas por las heladas. Esto nos motiva a seguir luchando y procuramos tener cada año mejores yerbales”, señaló, por su parte, Evaldo Kubski, productor de San Pedro con amplia experiencia en el sector.

Los buenos precios tientan a los ladrones

Ayer se detectó un nuevo robo de yerba mate en la provincia. De acuerdo al informe de la Policía, el hecho se registró en la localidad de Corpus. Allí, un productor de 55 años manifestó que desconocidos le sustrajeron alrededor de 1.000 kilos de yerba mate de su propiedad privada. Mediante averiguaciones, se estableció que una camioneta cargada de yerba mate se dirigió a la colonia 8 de Diciembre, donde se comercializó la hoja verde. Siguiendo con la investigación, la Policía determinó que cuatro personas se vieron involucradas en el hecho. Y hasta anoche, tres de ellas habían sido detenidas e identificadas como Saúl D., de 30, Andrés A., de 31, y un adolescente de 17 años. En tanto,se procuraba la detención del cuarto involucrado.

Muchas compras y calidad en alerta

“Un mes atrás se hablaba de 24 a 25 pesos por kilo. Ahora se escuchan ofertas de secaderos hasta 29 pesos por kilo de hoja verde”, comentó Cristian Klingbeil, productor yerbatero y directivo de la Asociación de Productores Agropecuarios de Misiones (Apam). Y analizó: “Se nota que va a faltar mucha yerba. Y, por otro lado, los rendimientos de los yerbales son pésimos. Es algo grave porque año a año dan pésimos rendimientos y no se nota una reacción en las plantas. Hay que hacer un cambio muy grande para repuntar de vuelta a los rendimientos ideales. Otro agravante es que la gran mayoría de los productores está cosechando en verano e invierno y así se masacra a los yerbales”, comentó el productor de la zona de Oberá. En tanto, en Montecarlo también consideraron una buena etapa con la producción de yerba mate. Aunque se alertó por importantes descuidos en la calidad de la materia prima. “Estamos trabajando dentro de todo bien. Los precios hoy están en alza y son una bonanza para el productor. Nosotros nos comprometemos a pagar los valores de mercado. Pero el ajuste se hace más adelante. El año pasado lo hicimos y cubrimos ampliamente la expectativa de nuestros socios. Esperamos que este año ocurra lo mismo”, comento Heriberto Friederich, presidente de la Cooperativa Agrícola Mixta de Montecarlo. El directivo explicó que los precios se manejan con dos alternativas: de contado y la opción financiada con una primera cuota para pagar cosecha y flete y el resto para pagar en cuatro cuotas. Sobre la actual cosecha, Friederich valoró el mejor tiempo de cosecha hasta el momento. “La verdad que el clima acompañó, la materia prima está mejor este año. Ya tuvimos una noche de frío y eso ayudó que madure la hoja. El año pasado por estos días todavía estaba muy brotada, la yerba. Ese año no se dio ese fenómeno, la materia prima es buena en lo que maduración de hoja se refiere”.

Pruebas al mal de la tela

La Mesa de Sanidad de la Yerba Mate presentó los resultados de los ensayos de campo de diferentes productos fitosanitarios para el control del hongo denominado mal de la tela. Se trata de una de las principales enfermedades que preocupan al sector productivo de la yerba mate y a las organizaciones con injerencia en este cultivo. Convocada por el Servicio Nacional de Sanidad y Calidad Agroalimentaria (Senasa), la videoconferencia interinstitucional reunió a representantes de este organismo, de la Facultad de Ciencias Forestales de la Universidad Nacional de Misiones (Unam), de los institutos nacionales de Tecnología Agropecuaria (Inta) y de la Yerba Mate (Inym), los ministerios de la Producción de Corrientes, del Agro y de Ecología de Misiones y de la Biofábrica Misiones SA. En la oportunidad se explicaron los grandes avances registrados en los ensayos de campo de diferentes productos fitosanitarios que llevan adelante la Facultad de Ciencias Forestales de la Unam y el Inta. Los estudios tienen el fin de evaluar la utilización para el control de la citada enfermedad, de acuerdo a los lineamientos elaborados por el Senasa. Se explicó que restaría, a la fecha, esperar los análisis de residualidad para cumplimentar con la legislación que enmarca este proceso y poder registrar productos efectivos contra la enfermedad. También se desarrollaron temas referidos a aspectos biológicos de la plaga, sitios y resultados de los trabajos de monitoreo realizados, aspectos ecológicos relacionados y manejo del cultivo. El mal de la tela produjo importantes daños a plantaciones, especialmente de la zona Norte de Misiones, en los últimos años. Y su crecimiento se asoció a épocas de frecuentes lluvias. El cultivo de la yerba mate es una de las principales economías regionales del país y sobre todo para las provincias de Corrientes y Misiones. A la fecha existe una superficie implantada de 165.326 hectáreas, de las cuales un 12,5% se ubica en Corrientes y el 87,5 % en la tierra colorada. El total de operadores/productores registrados es de 11.700.