Expectativa local por créditos para comprar motos nacionales

El anuncio oficial todavía no se hizo, pero ya despierta el interés de potenciales usuarios y concesionarias.

Desde la Cámara de Fabricantes de Motos anunciaron esta semana que preparan junto al Gobierno nacional un paquete de créditos a tasas muy bajas, que permitirá que los usuarios puedan acceder fácilmente a los motovehículos, como una medida para reactivar al sector y a la vez desalentar el uso del transporte público. El programa contaría con créditos baratos con una tasa del 16 % y cuotas que irán desde los $ 3.000. Con la finalidad de impulsar las motos como un medio de transporte ideal para salir de la cuarentena -por permitir movilizarse y a la vez mantener el distanciamiento-, el Gobierno y las cámaras que agrupan al sector (Cafam y Acara) diseñan una propuesta de préstamos para la compra de motocicletas. “El Gobierno quiere que las motos sean una alternativa al servicio público de pasajeros, y por eso va a fomentar el uso de las dos ruedas, para que la gente pueda llegar a su trabajo más fácilmente”, comentó Lino Stefanutto, titular de la Cámara de Fabricantes de Motos a medios nacionales. Otra de las condiciones que se acordaron es que el crédito sea hasta $ 150.000 y se pueda devolver en 36 meses. Las cuotas serán de entre $ 3.000 y $ 5.000, indicó. Los detalles trascendieron el viernes pasado, cuando se habló de un plan de financiamiento especial para la compra de motos de hasta $ 150.000, en 36 cuotas a una tasa de 16 % nominal anual, con el objetivo de apuntalar el sector y contribuir a descongestionar al transporte público en la pandemia de coronavirus. "Se trata de una línea de crédito de $ 1.200 millones para solventar la diferencia entre la tasa del mercado y la que se va a fijar para la compra, de 16 % de tasa nominal anual, hasta 36 meses y para unidades que no superen los $ 150 mil final", explicó a Télam el presidente de la Cámara Argentina de Fabricantes de Motovehículos (Cafam), Lino Stefanutto. Así lo analizaron en una reunión de la que participaron el secretario de Industria, Ariel Schale; y la subsecretaria del área, Julieta Loustau; el director nacional de Desarrollo Regional y Sectorial, Leandro Mora Alfonsín; y representantes del Ministerio de Transporte. Según Stefanutto, se prevé que el plan permita financiar a través de los bancos oficiales (Nación, Ciudad y Provincia) la compra de unas 45.000 motos, en principio tres modelos por fábrica, con un porcentaje de integración nacional, a un precio promedio de $ 83.000, con una cuota que "en el máximo de los casos sería de aproximadamente $ 5.000 o inferior". Para el Ejecutivo, se lanzaría "en breve, ni bien se hagan todos los acuerdos, y duraría seis meses o cuando se agote el monto disponible; están trabajando contrarreloj, hay una predisposición muy buena como para hacerlo en los próximos días". "El objetivo es descongestionar el transporte público, sobre todo en los grandes centros urbanos, que es donde más se usa", añadió el titular de Cafam. "Hoy, las dos ruedas son muy valoradas por la posibilidad de aislamiento que te permiten para llegar a dónde necesitás", explicó Luis Stefanuto, presidente de la Cámara de Fabricantes de Motovehículos (Cafam). Por eso, si bien abril fue el peor mes de la historia, porque los registros del automotor estuvieron cerrados hasta la última semana, hay una pequeña luz en el camino sobre la recuperación o salida de la "oscuridad".

Expectativa local

“De implementarse, sería una muy buena herramienta, tanto para las concesionarias como para los usuarios, que en las últimas semanas se acercan a mirar pero no pueden comprar”, describió Enrique Collantes, referente del rubro en Corrientes y también presidente de la Asociación de Producción, Industria y Comercio de la provincia (Apicc). “Cualquier motocicleta cuesta hoy unos 80 mil pesos. Con el incremento de las tasas de interés de los créditos, la explosión que fue la venta de motos hace algunos años mermó casi completamente. Con la pérdida del poder adquisitivo, el trabajador volvió al transporte público”, explicó. Si bien el rubro comercial de las concesionarias pudo reabrir sus puertas en cuarentena recién en las últimas fases, las consultas existen, aunque no las compras. “Un buen plan con tasas accesibles sería lo necesario para reactivar al sector”, aseguró, que “ya viene en caída desde hace cuatro años”, sostuvo. Con las condiciones actuales, la motocicleta compite por un lado con las bicis, que cuestan en una gama baja alrededor de 20.000 pesos. Y por otra parte con los monopatines eléctricos, un vehículo de moda en las grandes ciudades que permite una autonomía urbana y no consume combustible. "Cuestan unos 120.000 pesos, y causa mayor interés en el público joven”, precisó el comerciante. A la hora de hablar de las motos eléctricas, Collantes aseguró que se trata de una tendencia “que tarde o temprano llegará a Corrientes”, aunque en el mercado no se encuentran todavía modelos que sean aptos para circular por calles y caminos de tierra, y la vez sean accesibles en cuanto a precios. Rondarían los 200.000 pesos.

Modelos preferidos

Según la cámara que nuclea a los fabricantes de motos, durante el mes de abril –al que calificaron como el peor de la historia– las 10 motos más vendidas fueron, en su mayoría, del segmento de más baja cilindrada, un dato común todos los meses. Hubo modelos de Honda, Corven, Gilera, Keller y Motomel. Un dato clave es que aparecen, entre las elegidas, tres modelos de mayor cilindrada, de 150 y 250, lo que marca un salto importante de los consumidores a un segmento superior. De acuerdo al listado, se observa que una moto puede salir menos de 400 dólares en términos de dólar blue, un valor que es más bajo que muchos celulares, que una computadora o, incluso, que los crecientes monopatines, donde las mejores marcas arrancan en 1.000 dólares. Las motos más vendidas de la Argentina, a precio del dólar blue, fueron la Honda Wave: cuesta unos $ 83.000 que, en términos de dólar blue, equivale a unos USD 691. También se cuenta a la Gilera Smash: cuesta unos $ 45.000. Se destaca por su motor monocilíndrico, refrigerado por aire, mientras que con un litro se pueden realizar entre 35 y 40 km. Y la Keller Cronos 110cc: la marca de capitales chinos cuya planta de ensamblaje se encuentra en Córdoba. Se ofrece en versiones Classic Eco, Classic Plus y Classic Full. Arranca en $ 43.950, unos USD 366, en términos blue. “Esos son precios de Buenos Aires. Falta sumar el flete y el patentamiento. En Corrientes termina costando unos 90.000 pesos”, evaluó Collantes al ser consultado sobre el tema.