Turismo, uno de los sectores más golpeados por la cuarentena

El cierre de la actividad y de las fronteras persisten desde el 20 de marzo y probablemente sean algunas de las últimas medidas en ser levantadas para frenar al Covid-19.

Las restricciones para la circulación interjurisdiccional e internacional de micros, junto a la prohibición de ingreso al país de extranjeros dispuestas el 20 de marzo pasado en el marco de la cuarentena para frenar al coronavirus, vienen golpeando al sector turístico desde el inicio de la pandemia en el país.

El impacto es particularmente fuerte en el Área Metropolitana Buenos Aires (AMBA), donde los representantes de la actividad son conscientes de que serán los últimos en retomarla por el nivel de circulación de Covid-19 que hay allí.

Un informe de la Federación Económica de la Provincia de Buenos Aires (FEBA) asegura que el sector hotelero y gastronómico perderá 28.500 millones de dólares, que la caída de las ventas de viajes es prácticamente del 100% y que la ocupación hotelera se derrumbó un 50%.

“En la provincia de Buenos Aires hay sectores que van a tardar entre ocho y nueve meses como mínimo en reactivarse”, sostiene el titular del sector Turismo de FEBA, Daniel Loyola, en el documento “Caída libre del turismo en el AMBA: Crisis, reclamos y operativo rescate para pymes”.

Sólo en el fin de semana largo del 24 de marzo se perdieron 10 mil millones de pesos, en el de Semana Santa, 14 mil millones de pesos y se prevé que el perjuicio por la falta de turismo en las vacaciones de invierno rondará los 46 mil millones de pesos.

Ante este escenario, el Gobierno presentó en Diputados un proyecto de apoyo al sector que incluye al programa ATP, que alcanza a 15 mil empresas, y adelantó la puesta en marcha del Plan de Auxilio, Capacitación e Infraestructura para el Turismo (Pacit).

El Pacit contará con tres fondos:

-Fondo de Auxilio y Capacitación Turística, cuyo objetivo es contener a las pymes de hotelería, gastronomía y agencias de viaje otorgándoles un beneficio que les permita transitar la emergencia.

-Fondo Complementario para ayudar a los prestadores de actividades como guías, choferes, pequeñas excursiones y cabañeros.

-Plan de 50 destinos, que contará con recursos originados por de la recaudación del Impuesto País, que se destinarán a las provincias para llevar adelante obras de infraestructura turística.ns

Pensando en la "nueva normalidad"

Por su parte, la Asociación de Hoteles, Restaurantes, Confiterías y Cafés (AHRCC) armó un protocolo que está en estudio en el ministerio de Salud porteño y que prevé, por ejemplo, que las mesas estén a dos metros de distancia y puedan ser usadas por hasta cuatro personas.

"Esperamos la aprobación del protocolo, pero también le pedimos al Gobierno de la Ciudad que una vez que podamos reabrir nos eximan del pago de la tasa de ABL y de Ingresos Brutos", aseguró a ámbito.com Ariel Amoroso, presidente de la AHRCC.

En tanto la vicepresidenta de la Cámara de Turismo de la Provincia de Buenos Aires (CATUR PBA), María Laura Teruel, se muestra optimista de cara a la “nueva normalidad”.

“Vemos que en los lugares del mundo donde ya están saliendo del aislamiento, lo primero que se reactiva es el turismo de cercanía. En este sentido, la Provincia de Buenos Aires tiene la oportunidad de liderar una futura reapertura al ser destino de cercanía. Creemos que las primeras salidas de esparcimiento van a ser en el territorio bonaerense”, concluye Teruel.