Seis años de espera para enjuiciar a quien habría matado a su hijo

María del Carmen espera justicia por su hijo, Marcelo Oliva, asesinado en el 2014

María del Carmen lleva, desde hace seis años, una lucha junto a su familia para lograr justicia por su hijo, Marcelo Oliva, quien fue asesinado luego de ser atacado por una patota el 25 de diciembre de 2014 en Bella Vista. Marcelo, además de ser golpeado con brutalidad, fue ultimado de un puntazo en la espalda. Por el ataque con el arma blanca está imputado Héctor “Clarín” Aranda, cuyo juicio entró a la recta final y pronto se podrá conocer si es condenado o no por el homicidio.

Aranda, mejor conocido como “Clarín”, está siendo juzgado por el Tribunal Oral Penal Nº2 y el 25 de junio se llevará adelante la ronda de alegatos, tras lo cual se espera que se conozca la sentencia. En comunicación con época, María del Carmen indicó que “confía en la justicia” y que espera que a Aranda se le de la pena máxima. “Todos en mi familia tenemos mucha ansiedad, por la cantidad de años que pasaron”, indicó la mujer. Durante el 2015, luego de varios reclamos por parte de la familia al Juzgado de Bella Vista, se ordenó la detención de “Clarín”, pero este no fue arrestado porque, aparentemente, había huido de Bella Vista. Sin embargo, la familia de Oliva denunció que esto no era así, ya que el hombre se paseaba “como si nada” por la ciudad. Lo cierto es que “Clarín” recién fue arrestado en el 2018, en Santiago del Estero, donde el hombre trabajaba en un club hípico. Al respecto, durante el debate realizado por el Tribunal de Corrientes, dijo que él no participó del episodio, mas allá de que estuvo en el lugar. Además afirmó que no escapó. “Quiero estar ahí para escuchar la sentencia”, comentó María del Carmen a época, con respecto al juicio en contra de Aranda. Actualmente, la mujer se encuentra varada en Buenos Aires, ya que había ido a visitar a una hija y, por la pandemia, no pudo volver a Bella Vista. Así es que pronto se sabrá la decisión de la Justicia con respecto al imputado por homicidio. Además de este, habían sido acusadas otras tres personas, pero sólo una fue sentenciada, a 13 años, Sebastián Cáceres, ya que para los otros dos se determinó que había insuficiencia probatoria. Más allá de la condena contra “Clarín”, María del Carmen pretende revertir este fallo.