Ituzaingó: A una nena le cerraron una herida con 'La Gotita' y terminó con un ojo pegado

Una nena fue atendida en el Hospital Bllinghurts de Ituzaingó por un golpe y corte en la naríz. Un enfermero le pegó con una gotita para suturar el corte, pero el líquido llegó hasta el ojo.

El hecho comenzó con un accidente doméstico. Leila, la nena en cuestión, se cortó la nariz al caer sobre una jaula. Fue llevada a la Guardia del Hospital de Ituzaingó, donde le practicaron una curación que le está trayendo graves consecuencias.

El enfermero a cargo decidió usar La Gotita, un pegamento altamente abrasivo, para suturar la herida. Sin los cuidados del caso, el líquido penetró en el ojo y terminó pegando ambos párpados.

Vanos fueron los intentos para separarlos o derretir el pegamento instantáneo. Al otro día la madre aconsejada por una enfermera la llevó de urgencia a un centro médico de Posadas, Misiones, para su atención.

En la mañana de este miércoles, Leila aún continúa con el ojo pegado, y los médicos deberán intervenir quirúrgicamente para abrirlos, a la espera de saber si hubo compromiso ocular y de la vista.