La Policía desactivó otra fiesta clandestina en Ituzaingó: hay 12 personas demoradas

Los uniformados fueron alertados a través de una llamada al 911 por la música a alto volumen y la aglomeración de personas

Mientras que en toda la provincia aumenta la cantidad de infectados y justo cuando Ituzaingó registró ayer un nuevo caso positivo de covid-19, la policía de esa localidad desbarató una nueva fiesta clandestina y demoró a un total de 12 personas en la madrugada de este lunes. Entre los detenidos se encuentra el dueño de la casa en la que se realizó el evento, quien sería además el organizador.

Según informaron fuentes policiales, un llamado de vecinos advirtió a la fuerza en la madrugada del pasado lunes -aproximadamente a la 1.30- de que en un domicilio ubicado por calle Almirante Brown -entre Misiones y Pago Largo- se estaba llevando a cabo un evento del que aparentemente participaba un gran número de personas.

De acuerdo a lo informado por varios medios de esa ciudad, la música a un elevado volumen y el “murmullo” sostenido alertaron a los propietarios de casas aledañas del episodio, por lo que decidieron avisar a las autoridades.

En este marco, varios móviles de la Comisaría Primera acudieron hasta el lugar y pudieron observar a una gran cantidad de personas, en su mayoría jóvenes, que al advertir la presencia de los policías comenzaron a huir por los muros de casas cercanas. No obstante, los agentes lograron retener a 12 personas, incluido el dueño de la vivienda, quien además sería el organizador del evento. Luego de las diligencias correspondientes en el lugar, se puso en conocimiento a las autoridades judiciales de turno, en tanto que en la mencionada comisaría se iniciaron las actuaciones judiciales correspondientes por infracción al artículo 205 del Código Penal argentino.