Argentina y Paraguay amplían la capacidad de producción energética de Yacyretá, su represa en común

Se rehabilitaron dos importantes turbinas tras 15 meses de obras y se hizo una explotación controlada de roca maciza para construir la nueva Central Hidroeléctrica.

La Central Hidroeléctrica Yacyretá, compartida por Argentina y Paraguay, volvió a poner en funcionamiento dos importantes turbinas que tenían 26 años en servicio, después de 15 meses de preparación, por lo que se espera que aumente la capacidad energética de la represa binacional.

Para concretar esta restauración participaron 150 especialistas. Según las autoridades de aquella firma, se trató de "un proceso extraordinario en la historia de la energía". Se estima que las turbinas renovadas tendrán una duración de entre 30 y 40 años.

Además, esa misma jornada se hizo una explosión controlada de roca maciza junto al Brazo Aña Cuá, una vertiente del Río Paraná, para próximamente construir la nueva Central Hidroeléctrica. Hasta ahora, se están haciendo obras temporarias, como ataguías, caminos y líneas eléctricas, además de la excavación del suelo.

"Concepto de binacionalidad" El presidente paraguayo, Mario Abdo Benítez, estuvo presente en el evento y manifestó: "Con estas obras de gran envergadura estamos logrando una mayor calidad y producción de energía eléctrica para el país". Para ese jefe de Estado, fortalecer a Yacyretá es "tener ese concepto de binacionalidad". Y aclaró: "Como una empresa única, que tiene dos accionistas".

En sintonía, el director ejecutivo de Yacyretá, Ignacio Barrios Arrechea, sostuvo: "Estamos logrando los acuerdos y resoluciones que servirán para el desarrollo y la prosperidad de nuestros pueblos".