Declararon al Guacamayo Rojo “Monumento Natural Municipal” de Ituzaingó

El pasado 2 de diciembre el Honorable Concejo Deliberante de Ituzaingó, declaró al Guacamayo Rojo “Monumento Natural Municipal”, considerando para el municipio su primer monumento natural.

La misma busca crear concientización en la población local y en la de los visitantes.

El proyecto de declaración, tiene como objetivo valorizar una de las especies que en los últimos tiempos se volvió emblemático a raíz de la reintroducción en la localidad allá por octubre del 2016. “Pero con vestigios que datan del año 1828, más precisamente por el naturalista francés Alcides D’Orbigny en su viaje por Corrientes”, detalla el proyecto.

D’Orbigny, observó una pareja (y cazó a uno de ellos) en el año 1828 mientras navegaba el río Paraná, entre las actuales localidades de Itá Ibaté y Villa Olivari.

Ciento ochenta y siete años después, en el año 2015 comenzó la tarea de traer de vuelta a esta especie al parque Iberá.

En Ituzaingó, se hace hincapié en la importancia que tiene el turismo no solo para el sector económico sino también como forma de vida, y que “suma un atractivo si hacemos de esta ave una imagen bandera que nos represente” explican.

Hoy en día, la población de guacamayo rojo más cercanas a corrientes, se encuentra a más de 300 km al norte de los estados Mato Groso Do Sul y Paraná en Brasil, en el extremo norte de Paraguay, y sudeste de Bolivia.

El Proyecto de Reintroducción de la especie al Parque Ibera, comenzó en 2015 con liberación de ejemplares provenientes de cautiverios entrenados para vivir en libertad. Y en este año 2020, nacieron los primeros guacamayos en estado silvestre del país, representando un hito para el proyecto e incentivo a la población que podrá nacer en un futuro sin intervención humana. La población reintroducida al Iberá es clave para la conservación de la especie a largo plazo.

En este sentido es importante destacar que el guacamayo rojo representa el regreso de la especie a la argentina luego de su extinción a nivel nacional.

“Los fundamentos sobraron para considerar a esta especie como monumento natural municipal” señalaron los concejales que aprobaron por unanimidad el proyecto de declaración.

En consonancia con esta declaración, en los últimos días, el Municipio colocó cartelería que busca concientizar sobre el cuidado de la especie, fundamentalmente si lo ve, no darles de comer, no molestarlos y no intentar capturarlos, dice un cartel ubicado en el ingreso al barrio Gral. San Martín de esta ciudad.